Harasambato’s Weblog

julio 5, 2010

Quistes óseos en el navicular. La situación del equino asintomático

La enfermadad conocida vulgarmente como “naviculitis” ha sido descripta por primera en el año 1.717.

Trescientos años no fueron suficientes para grandes avances en cuanto a determinar sus orígenes y encontrar cura para el mismo que por lo tanto mantiene su condición de crónico.

Los avances han sido generalmente en el aspecto paliativo, así hubo avances en lo famarcológico, en las herraduras ortopedicas y con gran suceso pero poca extensión con la fisioterapia que en los costos, equipamiento y tiempos que insume el tratamiento encuentra la principal barrera para su desarrollo.

No reiteraremos que Haras Ambato cuenta dentro de su infraestructura, con todo el equipamiento para el tratamiento fisioterapéutico preventivo y curativo para atender a sus equinos, habiendo colaborado con propietarios de equinos destacados para la recuperación y prolongación de la vida deportiva de esos caballos, nuestros éxitos están suficientemente destacados en este blog.

Por supuesto que como otro factor para el escaso desarrollo de tan importante área en el tratamiento del equino deportivo, esta la consciente o inconsciente barrera al cambio que se encuentra en la corporación veterinaria, que individualmente pueden hablar maravillas de la fisioterapia pero colectivamente prefieren la jeringa, por una ecuación fordiana o taylorista de la concepción de su trabajo.

Mayor cantidad de equinos tratados, mayor facturación.

No juzgo, simplemente describo situaciones en las que he tenido experiencias personales. Por supuesto existen excepciones, no puedo dejar de comentar que el Dr. Carlos Dodera fue quién me introdujo para el tratamiento fisioterapéutico del Ambato Topacio, caballo que se ganó todo con la monta de Leandro Moschini y que mi hijo saltara con clasifiaciones incluidas en 1,40m con incursiones en GP, experiencia que fuimos acrecentando a lo largo e los años con la inclusión de nuevas técnicas (ozono etc.) y mayores conocimientos.

Volviendo al tema de este artículo, he de referirme al quiste óseo en el navicular y a su situación de asintomático.

Quiste es la pérdida de la estructura ósea del tejido que puede ser suplantada por líquido o un tejido de tipo cartilaginoso, usualmente definido como pérdida de la mineralización del hueso

Como bien expresan los veterinarios americanos, el quiste no es el orígen de un problema sino el resultado de un problema pasado. Como expresa el siguiente párrafo que lo traslado en inglés, no sin buena pluma, el quiste es como lo que queda después que el fuego se ha ido, las cenizas.

Vale decir que si el quiste no implica remodelación del hueso navicular (pérdida de su estructura original) esto no debiera ser problema, solo hay que verificar que el quiste mantenga su tamaño y usar magnetoterapia o láser frío para ayudar al mantenimiento de la estructura ósea sin que exista la mentada remodelación.

The cyst in the navicular bone is not likely to go away completely, but this is not the horse’s problem. The cyst represents the remnants of a fire gone by. The “ashes” left over from a previous (and likely, ongoing) problem that you are seeing. If it changes, it will be due to the horse’s attempt to heal given what it has to work with. With lack of movement/shoeing/improper nutrition, the bone remodeling will become more sclerotic (hardened) in areas, and lytic (softened) in others, and the entire region will continue to degenerate. With more natural and appropriate care the entire area including the navicular bone will regain improved circulation and sensation, freedom of movement and better utility.

En la foto que hemos agregado y señalado con la flecha roja se ve la estructura de un quiste.

Ahora bien frente al equino asintomático quedan algunas respuestas para definir. Se puede asegurar que el quiste detendrá su desarrollo, la respuesta es no.

Existen tratamientos existosos la mayoría fisioterapéuticos con fisioterapia usando la magnetoterapia juntamente al láser frío. Aparte el aspecto nutricional con buena provisión de minerales y vitaminas entre ellos el calcio.

Quiere decir que tampoco se puede asegurar que el quiste habrá de seguir desarrollándose, incluso se encuentran casos en la bibliografía veterinaria que dan cuenta de la remisión total de estos quistes.

Seguimos transcribiendo el artículo que sobre el tema se escribiera en sitio veterinario de US

Steroid injections are damaging in the long run, and I would not use such treatment in a horse, as they simply mask symptoms, depress the immune system and are a dishonest way of attempting to cure a horse from previous injury or other tissue/joint problem.

Surgeries are also inappropriate, as they disrupt the horse’s attempt to heal normally, leaving scar tissue in their wake. Do we prefer to “force” a horse to heal, or simply “ask” them to do their best, providing them the basic ingredients they need? To heal from injury and/or previous mismanagement, a horse needs appropriate nutrition, at least one other horse with them and the largest amount of space possible.  That’s about it.  They don’t even need us to trim their hooves in the slightest IF they are allowed enough movement.  There are many, many professionals that simply can’t believe this to be true, as they have dedicated so much of their lives to learning medical and surgical techniques and have a lot “at stake” to MAKE these therapies work. Unfortunately, the horses were never consulted about what they really needed to honestly heal.  We too often FORCE healing instead of allowing it to occur with time and proper care. Humbling as it is to consider for many professionals, horses know how to heal better than we will ever know.  What they need from us are those basic ingredients once again: proper nutrition, herd life and space to move.

En el caso del equino asintomático con quistes en su navicular, generalmente el quiste es lo que se describe como un “hallazgo radiológico” puesto que la clínica nada indicaba. Generalmente estos hallazgos son producto de las revisaciones para la venta o como en el caso nuestro en la que periódicamente realizamos para brindar información a los posibles compradores. No queremos perder el tiempo ni hacércelos perder a nadie.

En fin si el caballo es asintomático, la noticia es que o existen estadísticas de quistes causantes de la fractura del hueso navicular. Es un tema sobre el que existen opiniones diversas, algunas como las transcriptas, coinciden con nosotros en cuanto a que si el quiste es lo que queda de un problema superado si uno no reitera el problema el quiste no tiene por que serlo. En fin las ciencias médicas no escapan como toda ciencia a los principio del razonamiento lógico.

Nuestra conclusión es como bien lo marcara en nuestro Haras el Jinete Internacional Kyle King, la siguiente: es bueno saber lo que se compra, pero agregaba en su caso le importaba la aptitud deportiva de lo que compraba y si había respuestas determinantes para considerar que lo encontrado frustrara la carrera del equino.

En la duda decide la clínica y por supuesto el precio

1 comentario »

  1. wonderful issues altogether, you just received a new reader.
    What would you recommend about your publish that you made a few days ago?
    Any positive?

    Comentario por interior design app — noviembre 16, 2012 @ 2:39 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: