Harasambato’s Weblog

diciembre 24, 2008

Verano, el aleteo de una mariposa generando caos en la salud de los equinos

Fin de la temporada hípica, algunos los menos seguirán con los concursos de verano. Los mas buscarán un lugar para “descanso” de sus caballos. Y aquí la mayoría comienza a generar el caos en la salud de los equinos.

En mis épocas de jinete categoría escuela (0,70-0,80 m) tenía la siguiente visión bucólica. Los caballos sin herraduras, corriendo por el prado. Claro no tenía en consideración que el pobre caballo había estado herrado 11 meses, viviendo en un ambiente absolutamente condicionado como es el box de un club, en este caso el Club Alemán (8 años ha) que si algo lo caracterizaba era la limpieza con que mantenían a los caballos.

De pronto el pobre caballo se encontraba sin herraduras y sometido a vivir en el movimiento que el prado le permitía (movimientos diferentes a los que realizó en el club durante 11 meses) sin su limpieza diaria, y con una ración distinta.

Vale decir que el enero de los caballos vendría a ser como la mariposa de la teoría del caos.

La teoría de las estructuras disipativas, conocida también como teoría del caos, tiene como principal representante al químico belga Ilya Prigogine, y plantea que el mundo no sigue estrictamente el modelo del reloj, previsible y determinado, sino que tiene aspectos caóticos. El observador no es quien crea la inestabilidad o la imprevisibilidad con su ignorancia: ellas existen de por sí, y un ejemplo típico el clima. 

Una causa pequeña produce un gran efecto (como cuando un comentario intrascendente desata una crisis psicótica);  Una causa grande produce un pequeño efecto (como cuando una interpretación nuclear que apunte directamente al conflicto patógeno infantil, genera una respuesta indiferente en el paciente).

Es el aleteo de una mariposa en el Tibet que puede causar un tsunami en las costas de California.

El caos tiene su representación geométrica. Mitchell Feigenbaum advirtió que cuando un sistema ordenado comienza a evolucionar caóticamente, a menudo es posible encontrar una razón específica de la misma: una figura cualquiera se dobla una y otra vez y va complejizándose progresivamente.
El ejemplo típico son los fractales, estructuras geométricas donde cada parte es una réplica del todo.

Y si, el caos puede tener su belleza, pero a nadie le gustaría estar en medio de un tsunami.

Así que el caballo que hemos tenido sujeto a una rutina determinada de pronto la rompe abruptamente. Esto genera efectos sicológicos y físicos en los equinos.

Nada nuevo diré si vinculo los sobrehuesos al estrés sicológico del caballo, por decir un aspecto, o que el cambio de alimentación es por lo general perjudicial. Un equino que no está acostumbrado a la comida del prado, por mas pasturas naturales que sea, tendrá consecuencias, desde un cólico hasta la infosura, pasando por males menores.

No perdamos de vista que el estómago del caballo es sumamente pequeño en comparación a su tamaño, y que su digestión es casi totalmente en los intestinos, por lo que su flora tendrá una determinada conformación y lleva su tiempo adaptarla a una dieta distinta.

En cuanto a lo sicológico el caballo es muy sensible, y su seguridad la obtiene en las rutinas.

Finalmente un caballo que ha estado compitiendo casi todos los fines de semana, no puede cortar abruptamente su training. Su cuerpo y medio interno está adaptado al deporte, por lo que precisa una nueva adaptación para ….. no hacer nada.

Y termino, no podemos convertir el enero en el caos del caballo ya que ello lo pagaremos a lo largo del año con una saludad desmejorada, y los propietarios preguntándose por qué, si tuvo su mes de descanso.

Como siempre decimos el caballo deportivo en training, descansa con otra actividad, incluso el lesionado – me comentaba la Dra. Arpón – hoy prácticamente no se lo para, sino que se le dá una actividad controlada.

Pensar que el mejor regalo para nuestros caballos deportivos en training es un mes en una hectárea que pagamos $100 (ver ofertas en http://www.hipismoargentino.com.ar), es tener una buena intención, pero como resultado un caos en la mente y en el físico del equino

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: