Harasambato’s Weblog

noviembre 21, 2008

Samuel Parot Ugarte. Clínica de Salto

Que lo argentinos somos famosos por nuestro individualismo no es algo que vaya a sonar a novedad. En realidad son (somos) pocos los que intentan compartir sus conocimientos, lo cual no es solamente un gesto de desprendimiento, sino de inteligencia.

Perfeccionar a los jinetes, perfeccionar al cría o el management de los equinos, etc. es garantizar que la base de la pirámide tienda a expandirse. Es obvio, tomemos por caso los jinetes, cuanto mas sean los buenos jinetes que se formen, se garantiza la difusión del deporte.

Argentina no tuvo la suerte de un Pessoa y por ello debe suplirlo con número.

Es lo que pasa en el tenis, el insuperable Vilas ganó 63 títulos incluidos 4 Grand Slam, y despertó el furor por el tenis que aún hoy seguimos disfrutando.

Pero como no tenemos ningún Vilas, tenemos número de jugadores, mencionando al azar y no por orden de gusto o mérito Gaudio, Nalbaldian, Coria, Del Potro, Cañas, etc. etc.

Volviendo a la hípica Argentina, todos dicen (baste leer la obra de Romero Blanch) que tuvo una gran formación de escuela, y  que la ha perdido – es mi criterio- precisamente por ese individualismo que nos caracteriza.

Viene a cuento esta reflexión por nuestra experiencia que pasamos a narrar. Por la ubicación del Haras Ambato (a 90km de la Capital Federal), nos resulta difícil contar con un coach permanente ya que en la Capital Federal se encuentran los clubes mas importantes y la mayor cantidad de alumnos, por ello recurrimos a las clínicas.

Lo hablamos a Llambí (6 veces campeón nacional) arreglamos sus honorarios (U$S 500) por tres días de clínica, pero luego por sus problemas de agenda (es armador) no pudimos concretar. Otro tanto nos pasó con Orma Carrasco. Martín Dopazo (jinete olímpico en Athenas y WEG en Jerez, lugares en que lo pudimos disfrutar en su monta aguerrida), directamente nos dijo no.

Ricardo Dircie nos prometió una, pero todavía no la hemos concretado, al igual que mi amigo personal y cliente pro bono, el Gral (RE) Styrle que siempre encuentra un concurso o un “conflicto” dentro de la hípica que le impide brindarnos lo que siempre nos promete.

Y no sigo haciendo nombres por que sería injusto omitir a alguno de los tantos que no dijeron no poder, o que bueno, y como argentinos que somos, “todo para mañana”.

Pero como no somos de arredrarnos, y sin siquiera conocerlo mas por verlo todos los fines de semana, le preguntamos a Samuel Parot (baste decir que este año en los EE.UU ganó un Gran Prix 5 estrellas) si nos podría dar una clínica, su respuesta fue “el lunes”, y con ese domingo de concursos al lunes de clínica labramos una amistad que de nuestro lado corre pareja con la admiración.

still-1

 

De la primera clínica hace ya varios años, y hemos agregado el concurrir al centro de training y cría donde trabaja los caballos que compite, por que entendemos que de este modo el caballo no se acostumbra a entrenar en un solo lugar.

La naturalidad y exquisitez de la equitación de Samuel, no es algo que se ponga en duda. Su larga trayectoria amerita haber vivido en diversos países de Europa compitiendo en equitación, ya dijimos que compitió en los EE.UU, falta decir que también lo hizo en Canadá, México, Perú y por supuesto su Chile natal. Cabiendo agregar un etc a los innumerables países que vieron a Samuel Parot Ugarte y su arte.

Todo eso lo comparte con nosotros y en charlas con su tonada transandina nos dice “aprovéchame huevón, que para eso está la experiencia que uno hace” y se admira que no haya mas argentinos que se acerquen para hablar de su pasión, los caballos y transmitir e intercambiar experiencias.

Lo que sigue es un vídeo que muestra trabajando los caballos a nuestro jinete Carlos Diego Córdoba (h) bajo la dirección de Samuel Parot Ugarte, a quien también vemos montando nuestro Ambato Quinteto Real. En este caso puntual se trata de ejercicios para buscar el centro del obstáculo para saltar, y luego dando un pequeño sesgo, buscar el redondeo (arqueo del lomo) del caballo y dada la asimetría que presenta el obstáculo, incentivarlo a saque las patas.

Una digresión. Quién esto escribe hacía tres años que no saltaba, soy el cincuentón que Samuel hizo subir en uno de sus caballos de mediana altura, y ello es la prueba final que puede hacer saltar a cualquiera en tiempo y distancia correcta.

3 comentarios »

  1. Es el mejor jinete del mundo

    Comentario por miren de ugarte — noviembre 26, 2009 @ 3:05 am | Responder

  2. Don Samuel mis paravienes espero este vien junto a los suyos sienpre trate de contactarme y saver de samuelito lo vi saltando y mui bien saludos y mejores deceos
    ATTE
    LUIS ALACONA

    Comentario por Luis Alacona Castro — marzo 7, 2011 @ 7:32 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: