Harasambato’s Weblog

junio 29, 2010

Síndrome Navicular (nombre injusto para una estructura ósea que puede ser inocente)

Por mucho tiempo se le llamó enfermedad del hueso navicular, encasillando el problema solamente al hueso navicular.

Hoy el síndrome navicular se refiere a una condición degenerativa dentro del aparato navicular, el cual incluye múltiples estructuras como el hueso navicular, los ligamentos que lo soportan, la bolsa navicular y al tendón flexor digital profundo, el cual cruza detrás del hueso navicular, para insertarse en la tercera falange (ver foto)

Sin embargo modernos estudios han puesto en la mira la “inocencia” del hueso navicular que vendría a ser víctima del mal funcionamiento del flexor profundo quien al perder su estructura original comienza a operar como “una lija” del hueso navicular.

En la siguiente foto observamos como opera el flexor profundo sobre el hueso navicular.

Amarillo Tendón Flexor Profundo -Nº 4 Hueso Navicular Nº 3 Tercera Falange – Nº 8 Ranilla – Nº 9 Cojinete digital

Es necesario para arribar a alguna conclusión sobre la importancia del hueso navicular en el origen del síndrome navicular, es necesario establecer como funciona el casco (y por ende la estructura de la cual el navicular es parte) en el movimiento del equino.

El Dr. Bowker de la Universidad Estatal de Michigan, (que ha centrado su estudio en los cascos naturalmente formados, esto es sin la intervención del herrador o el veterinario) ha determinado que el “primer impacto con los talones”  es la condición principal para la adecuada función del casco y, más importante aún, para el buen desarrollo de éste.

Explicándolo de una forma sencilla, cuando el casco impacta en el suelo primero con sus talones, la pared se expande y la suela o palma cóncava  desciende, lo cual aumenta el volumen  del estuche córneo de una forma considerable.

Este cambio repentino de volumen crea un vacío que succiona la sangre dentro del casco, este flujo de sangre no sólo sirve para nutrir  los tejidos vivos del casco, sino que también actúa como un importante amortiguador hidráulico del impacto. Esto crea confusión con lo que tradicionalmente se ha enseñado, que consideraba la ranilla como una bomba  de presión  que al comprimirse en el impacto  impulsa la sangre  hacia la parte superior del casco, considerando además que las venas de las extremidades no poseen válvulas antirretorno.

De cualquier manera que se explique, lo importante es que hoy día sabemos con seguridad que los cascos colaboran en la circulación sanguínea  y en la absorción del impacto.

Con los conocimientos actuales podemos decir que la compresión de la ranilla no es una función aislada, sino que forma parte de todo un proceso que se produce en el casco, lo que implica la expansión y deformación de la pared, el descenso de la suela, el desplazamiento de la tercera falange dentro del casco y el posterior retorno de todas las estructuras a su posición y forma original; que todo este proceso se produzca de forma armónica y equilibrada es lo más difícil de conseguir.

El Dr. James Rooney del Colegio Americano de Patólogos Veterinarios se ha especializado en el estudio de los cambios  del hueso navicular.

Se sabe que caballos con cambios en el hueso navicular pueden ser totalmente asintomáticos,  mientras que caballos sin cambios aparentes en el navicular presentan cojeras severas y dolor en la zona posterior del casco. Se ha asumido durante mucho tiempo que lo que primero ocurre es el daño en el hueso navicular, ya sea por alguna lesión o enfermedad degenerativa, falta  de riego sanguíneo o como resultado de la reacción del organismo frente a presiones exageradas,  no naturales o desequilibradas.

A pesar de que lo anterior es en parte correcto, a la luz de los conocimientos actuales podemos considerar esta teoría de la enfermedad degenerativa  como errónea.

Siguiendo esta teoría, se ha afirmado durante mucho tiempo que el dolor del síndrome navicular  sería causado por la fricción del TFP (Tendon Flexor Profundo) sobre la superficie del ya dañado hueso navicular, pensado que el roce con la superficie rugosa o áspera del hueso es lo que causaría el daño en el tendón.

Sin embargo en miles de biopsias realizadas, el Dr. Rooney encontró que el fibrocartílago  alrededor  del TFP y el hueso navicular estaban siempre dañados si es que el hueso navicular estaba afectado. Por el contrario no encontró ¡ni un solo caso! en el que hubiera un  daño inicial  del hueso y los tejidos del tendón flexor profundo estuvieran sanos. ¡Ni un solo caso en miles de biopsias!

Esto demuestra que el orden en el que se produce el daño es:

Primero se afectado el fibrocartílago  alrededor del hueso navicular ( como comienza cualquier artrosis), después se ven afectados los fibrocartílagos alrededor del TFP, seguidamente el propio TFP y finalmente  el hueso navicular es dañado por la superficie rugosa que se genera en  el TFP.

¿ Cómo ocurre el daño ? ha sido una eterna interrogante . El Dr. Rooney  reprodujo el impacto del casco al tocar el suelo  en una  máquina de laboratorio, utilizando para ello extremidades de caballos muertos. Cuando este primer impacto era con las pinzas del casco logró simular  el proceso que da inicio al remodelado del hueso navicular. En una descripción simple vemos que durante el desplazamiento normal (primer impacto con los talones), el TFP comienza a aumentar su tensión según va desplazándose todo el miembro del caballo hacia delante sobre el casco, hasta que el casco abandona el contacto con el suelo (punto de salida o de quiebre)  en cuyo momento el casco se flexiona hacia atrás y el TFP se relaja.

Sin embargo si el primer impacto es con la pinza del casco, es necesario que el TFP esté contraído para que se produzca esta forma de contacto con el suelo,  seguidamente y de una forma brusca se produce el impacto del talón  lo que aumenta de una forma brusca la tensión sobre el TFP, que se verá nuevamente incrementada en el siguiente desplazamiento de todo el miembro por delante del casco y nueva partida del mismo.

Diagnóstico.

  • Para el diagnóstico hay que observar la presencia de los signos clínicos (cojera, posturas anti álgicas, etc).
  • Se puede realizar diferentes exámenes para aumentar la cojera y evaluar el tipo de ésta.
  • Para localizar el área de dolor se puede bloquear con anestesia local los nervios palmar digital lateral y medial a nivel de cuartilla. Este método es menos específico que al anestesiar directamente dentro de la articulación del casco.
  • Frecuentemente al bloquear la mano de la cual claudica el caballo, éste empieza a claudicar de la otra, ya que como se dijo antes, hay normalmente dolor en ambas manos.
  • El próximo paso es identificar la zona lesionada, que puede ser el hueso navicular, los ligamentos que lo sostienen, la bolsa navicular o el tendón flexor digital profundo que se inserta en la tercera falange.
  • Los exámenes a realizar son radiografía, ecografía y como una muy buena ayuda pero también muy cara, la resonancia nuclear magnética.

De esto se desprende que el navicular por si sólo es inocente de las claudicaciones de un equino deportivo y ello explica que habiendo tantas placas con naviculares con su estructura deteriorada, el equino sea asintomático ya que el flexor profundo (recordar que tanto ligamentos como tendones se regeneran cada seis meses) ha recobrado su estructura correcta dejando de ejercer una presión inadecuada sobre el hueso navicular.

Como dice el Dr. Nelson Pinto, cuyo artículo hemos reproducido mayoritariamente junto a las conclusiones del Dr. Hugo Schmeisser Rettig,

……. en lugar de pensar que una pieza del engranaje perfectamente evolucionado con la ayuda del buen Dios ha fallado, deberíamos plantearnos en que hemos fallado nosotros  o  que responsabilidad directa e indirectamente nos atañe, antes de culpar a un pequeño hueso que sólo ha tratado de funcionar  de la mejor manera posible en las peores condiciones  que le podemos ofrecer.

………………., en mi modesta opinión  el navicular es  inocente .

About these ads

11 comentarios »

  1. ¡Muy Bueno!!!

    Comentario por Marcos — junio 29, 2010 @ 6:14 pm | Responder

    • Gracias Marcos, es un tema complejo y fundamental para los propietarios y criadores ya que muchas veces por el deterioro del navicular se considera que allí está el problema cuando en definitiva es una consecuencia de otro problema que es en definitiva el que debe ser atendido.

      Comentario por harasambato — junio 29, 2010 @ 6:20 pm | Responder

  2. [...] Por mucho tiempo se le llamó enfermedad del hueso navicular, encasillando el problema solamente al hueso navicular. Hoy el síndrome navicular se refiere a una condición degenerativa dentro del aparato navicular, el cual incluye múltiples estructuras como el hueso navicular, los ligamentos que lo soportan, la bolsa navicular y al tendón flexor digital profundo, el cual cruza detrás del hueso navicular, para insertarse en la tercera falange (ver fo … Read More [...]

    Pingback por Síndrome Navicular (nombre injusto para una estructura ósea que puede ser inocente) (via Harasambato’s Weblog) « P&M Equitación — junio 30, 2010 @ 2:46 am | Responder

    • Gracias a los amigos de P&M Equitación por aclarar mas aspectos de este tema y por preocuparse por compartir y difundirlos

      Comentario por harasambato — junio 30, 2010 @ 2:14 pm | Responder

  3. [...] 29 Junio 10 por P&M Equitacion Dejar un comentario El sindrome navicular es un probablemente uno de los más mencionados – y menos comprendidos – en nuestro deporte. Esta nota del Haras Ambato contribuye a entender cómo funciona el aparato navicular y por qué se debe ser cuidadoso en la evaluación de posibles lesiones y su impacto en el desempeño del caballo. Por mucho tiempo se le llamó enfermedad del hueso navicular, encasillando el problema solamente al hueso navicular. Hoy el síndrome navicular se refiere a una condición degenerativa dentro del aparato navicular, el cual incluye múltiples estructuras como el hueso navicular, los ligamentos que lo soportan, la bolsa navicular y al tendón flexor digital profundo, el cual cruza detrás del hueso navicular, para insertarse en la tercera falange (ver fo … Read More [...]

    Pingback por Síndrome Navicular (nombre injusto para una estructura ósea que puede ser inocente) (via Harasambato’s Weblog) « P&M Equitación — junio 30, 2010 @ 2:48 am | Responder

  4. Realmente un articulo muy bueno y claro, aun para los que no somos profesionales de la medicina veterinaria pero si estamos en la actividad hipica. Me gustaria saber si un buen descanzo, de 6 meses a un año, ayudan en el tratamiento de recuperacion de estas lesiones, el articulo dice que ligamentos y tendones se regeneran cada 6 meses. Luego de estas lesiones es posible recuperar al caballo para un entrenamiento y monta suave? Cual seria el tratamiento post descanzo?

    Gracias por todo, saludos. Cristina

    Comentario por Cristina — junio 30, 2010 @ 3:25 am | Responder

    • Gracias. El tema referido al los aspectos tendinosos y ligamentosos implicados en la estructura podotroclear implica responder a dos preguntas: a) si tendones y ligamentos son los que generan el dolor o los que se lesionan asiduamente y b) como se regeneran dichos tendones y ligamentos. Particularmente los tendones (flexor profundo) tienen una estructura serpentinada que es la que le da la elasticidad por lo tanto si esa estructura se fibroza pierde elasticidad, genera mas presión en la zona donde existe la fibrosidad y a la par por la pérdida de elasticidad se hace propensa a lesiones permanente. Entonces si se detecta que el problema es en dicha estructura, lo correcto es utilizar los meses de la regeneración para intentar que la misma sea sin fibrosidades. Para ello la consulta al veterinario es de rigor. En nuestra experiencia, el uso de minerales como el magnesio (el tendón es colágeno originado en proteina sintetizada con el magnesio) que ya no se encuentra en abundancia en el medio natural por los miles de años que este medio lleva siendo abusado) y la fisioterapia con láser de baja intensidad (cold laser) la onda corta y la magnetoterapia nos dieron excelentes resultados en la recuperación de tendones cortados (puede ver la experiencia con HJ Aries)

      Comentario por harasambato — junio 30, 2010 @ 2:12 pm | Responder

  5. Muy bueno y esclarecedor!!!!!!! gracias….

    Comentario por Ataúlfo — julio 9, 2010 @ 1:23 pm | Responder

    • Gracias amigo Ataulfo, valoro su comentario como el de alguien conocedor y preocupado por el futuro del caballo argentino,

      Comentario por harasambato — julio 10, 2010 @ 12:42 am | Responder

  6. El articulo es muy bueno y muy claro como se explica todo.tengo un caballo q hoy tiene 7 años,es de salto y desde que lo tengo,cuando él tenia 3 q sufre del navicular.terminada su doma lo empezamos a entrenar y a los 3 meses empezo con claudicacion,se le hicieron placas y tiene los naviculares llenos de caries como un caballo de 14 años.pesee a todos los diagnosticos dados por los veterinarios consultados,pude llevarlo adelante y q saltara las pruebas de 1,30 mts.con mucho cuidado,herraje especial y saltando solo cada 15 dias,nada de pisos duros y hasta el dia de hoy solo lo infiltre 2 veces…es una lesion realmente mala pero con pasiencia lo llevamos bien.gracias por los datos aportados.

    Comentario por mariana — marzo 13, 2011 @ 12:39 pm | Responder

    • Gracias por compartir tu experiencia. Es muy bueno a instructivo lo que cuentas. Nosotros tratamos de generar conciencia que se puede convivir con un caballo deportivo con patologías crónicas sin necesidad de llenarlos de químicos que tienen efectos colaterales. Gracias nuevamente

      Comentario por harasambato — marzo 17, 2011 @ 7:19 pm | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.064 seguidores

%d personas les gusta esto: